Conociendo los «Hemisferios» de Pablo | Entrevista con #SweetCoffee y Presentación del libro

0
1873
Laserum

Redacción y fotografía: @mar_montosa

El viernes 13 de diciembre, Málaga se inundó de magia, y no me refiero al alumbrado navideño, sino de la presentación del nuevo poemario de Pablo, más conocido como Blon, que tuvo lugar en la biblioteca Manuel Altolaguirre. 

Y es que, de la combinación de un café y un ambiente cargado de humildad y sinceridad, en compañía de un también cercano Alfon (BTA), solo puede dar como resultado una conversación fluida y agradable que os traigo en forma de entrevista.

Blon, el rey del ingenio, el rey sin corona… de todos los múltiples apodos que tienes, ¿con cuál te identificas más? Porque este poemario lo has firmado como Pablo, tu nombre real, pero Blon sigue estando presente también. 

Pienso que Blon es una parte importante de Pablo y, por tanto, tengo que llevarlo siempre conmigo al igual que Pablo es una parte importante de Blon. El libro trata sobre eso, las dos caras de una misma moneda. Pablo y Blon son dos caras diferentes, pero a la vez se complementan, no saben vivir el uno sin el otro. Cuando yo creo, obviamente sale la parte más personal de Pablo, sin olvidar que también se mantiene esa parte de Blon, pues no hay que olvidar que ese apodo nación de mi amor hacia la palabra. Por todo esto, siempre he querido mantener esas dos partes tanto en el escenario como sobre el folio.

En tus dos libros, Eternamente y Hemisferios, hay luces y sombras, de lo bueno y de lo malo, ¿no te da miedo desnudarte a trabes de las palabras que, de una forma u otra, permanecen y están en manos de todas las personas que tengan tus creaciones?  Al fin y al cabo, pienso que incluso es más intimo que desnudarse quitándose la ropa. 

Sí, sí, totalmente. Al final, cuando tú escribes poesía no puedes mentir, sino que todo es verdad, entonces, cuando te pones delante de un folio todo lo que escribes son cosas que has vivido, cosas que te han pasado y marcado, cosas que sientes, que piensas… por lo que no puedes engañar, dejando al descubierto una parte muy importante de tu interior y te desnudas casi sin darte cuenta. Aunque consciente de que va a llegar a mucha gente todo lo que escribas y, pese a ello, te dejas llevar porque eres leal a lo que estás escribiendo. Y eso precisamente creo que es lo bonito de la poesía y del arte en general, que te muestres tal y como eres, llegando a las personas siendo tú mismo.

Sois un gran referente para la gente joven, ¿no sentís una gran responsabilidad? Y, llevando el tema a lo más actual, ¿no os controláis a la hora hasta de dar favorito a un tweet o de medir vuestras palabras en los mensajes que comunicáis a través de cualquier red social?     

Sí. Obviamente nosotros, aunque tampoco nuestra labor es educar, si que cuidas os valores positivos que tienes y los intentas transmitir, sobre todo, a esa parte del público que todos tenemos que todavía son adolescentes y están en etapa de madurar y no tienen aún una personalidad totalmente formada. Somos conscientes de que podemos llegar a ser un espejo en el que se verse reflejados y en el que fijarse de cara al futuro. Por lo que, si tenemos la posibilidad y oportunidad de dar un mensaje y aportar positivamente a esos chavales, no podemos desaprovecharlo.  Hay que luchar por la igualdad, por ser justos, de ahí la importancia de, sin dejar de ser uno mismo, contribuir a mejorar aspectos tan importantes de la sociedad como esos.  Yo, por ejemplo, puedo ser de una forma o de otra, te pueden gustar más o menos mis valores, pero siempre intento transmitir mis valores más positivos para que lo que yo haga o escriba sea y llegue de una forma bonita y buena para la siguiente generación.

Y en relación a incluso darle favorito a un tweet o no, sí, claro que muchas veces nos tenemos que controlar. Yo al final, aunque en mi vida más personal soy prácticamente igual que luego de cara al público, sí que es cierto que una parte de mi en la intimidad es un poco diferente. Por ejemplo, soy más payaso o tengo un humor negro a veces que no puedo plasmar públicamente en redes sociales, porque estas tienen la piel muy fina y hay que tener mucho cuidado, de ahí que en ocasiones te coartes o frenes en publicar o compartir algo.

En el freestyle, hay que tener un estilo propio, y tú lo tienes indudablemente, pero en la literatura también. ¿Cómo definirías tu estilo en este ámbito? ¿Qué crees que te identifica?

Yo creo que lo que a mi me identifica es, a parte de la verdad, porque siempre hay verdad y vivencias como te he dicho antes, la originalidad. Me gusta mucho jugar con los conceptos, con las ideas con las palabras. Por ejemplo, estar escribiendo una cosa que parezca que es un mensaje y, en la ultima linea del poema, cambiar todo el mensaje, hacer que te des cuenta de que estás leyendo algo que no aparentaba serlo en un principio. En general me gusta eso, dar que pensar a las personas, ser diferente a la hora de escribir.

BTA aquí hizo su aportación, con la que no puedo estar más de acuerdo, «el ingenio, no te olvides del ingenio que tú tienes».

Originalidad como la que plasmas en la estructura de «Hemisferios». ¿Cómo se te ocurrió la idea de este esquema para recoger estos poemas? 

A mi siempre me ha encantado eso de la contraposición. Con el primer libro, Eternamente, por temas de diseño y demás no se pudo realizar exactamente la idea que yo quería, pero, para este segundo libro, me reuní con la editora, surgió la propuesta, le encantó, y la llevamos a cabo. Nos pareció algo muy original y que te da que pensar porque de cualquier tema sacas dos poemas que no tienen nada que ver aparentemente, pero te das cuenta cuando los lees de que se retroalimentan. De hecho, si te fijas, el primer poema es Prehistóricos y el último es Tánatos, haciendo alusión al ciclo de la vida. Los poemas que tratan sobre mi infancia van al principio, les siguen los que hacen referencia a mi adolescencia… es decir, van madurando como yo he hecho.

BTA: en medio también está el tema más amoroso, por ejemplo. Yo también he tomado mis apuntes» (Risas) Sin duda, Alfon también aporto su característica chispa a la entrevista.

¿Desde cuándo utilizas la escritura y literatura como técnica de evasión? Porque creo que es una terapia para volcar tus sentimientos muy efectiva y recomendada.

Sí, totalmente. En mi caso desde siempre me ha gustado escribir para mis amigos, cuando me gustaba una chica…  Incluso cuando teníamos comidas familiares recitaba poesía. 

Evadirme leyendo, empecé con cómics con seis o siete años, de hecho, era un gran fanático de Mortadelo y Filemón o Zipi Zape. Ahí es cuando realmente me empecé a dar cuenta de que eso me relajaba y me evadía un poco de todo. A partir de ahí también es cuando comencé a interesarme más por la escritura hasta en día de hoy. Justo el otro día, mi mejor amigo de la infancia me envió una carta que le escribí en primaria y en la que vi reflejado un niño que ya no existe, pero que soy yo. 

Bueno, existir, sigue existiendo pero ahora quizás lo tienes más profundo, porque la base siempre permanece. 

Eso sí, pero el niño como tal en gran parte, como físicamente, ya no existe. Aunque es cierto que soy yo con muchas mas cosas aprendidas, que es lo que se busca en la vida, avanzar.

Y, volviendo a esa carta, se la enseñé a mi hermano me dijo «yo sabía que tu ibas a llegar a ser alguien importante mediante la palabra». Porque de coña le dije «flipa eh, ¿quien me iba a decir a mi esto?» y me contestó «yo lo sabía, siempre has sido muy inteligente, con las palabras muy rápido…». De hecho, algo curioso es que yo desde los tres años sabía leer perfectamente. Cuando me cambié de colegio, en la reunión con la profesora, nos preguntó a mis padres y a mi: «¿sabes las vocales?», entonces mis padres se empezaron como a reír y le dijeron «sabe leer perfectamente».

¿Por qué no será un superdotado intelectual no? 

No, no (Risas) Yo creo que tuve la suerte de encontrar mi talento y a lo mejor hay mucha gente que no lo encuentra. Algunos me dicen «pues yo no tengo ningún talento» y les digo «por ejemplo, ¿has probado el clarinete alguna vez? No, pues entonces no sabes si eres una máquina tocando el clarinete». 

Continuando con la estructura, el principio y el final de un libro son esenciales. En Hemisferios, el prólogo lo hace Arkano y el Epílogo lo hace Kapo, ¿por qué ellos? 

Porque son compañeros a parte de amigos de viaje. Por un lado, Kapo fue la persona que a mi me vio crecer, y yo le vi crecer a él, como freestyler, es uno de mis mejores amigos, hemos vivido mucho juntos, por lo que pensaba que iba a ser bonito que el plasmará mi historia desde su punto de vista. 

Y Arkano porque tiene también libros publicados, considero que escribe muy bien y me apetecía que fuera él, pero podría haber sido cualquier compañero. 

El próximo BTA…

Blon: Sí, sí, eso está clarísimo. De hecho, en este libro quería que escribiese algo él, no el prólogo o epílogo, pero sí que me hiciera un poema porque el escribe también muy bien. 

BTA: Nah… bueno (Risas cómplices)

Blon: En el siguiente BTA va a estar 100%, prólogo, epílogo o lo que sea. 

Blon se levanta a por agua y aprovecho para intentar sacarle a Alfon también sobre su talento para la escritura preguntándole si escribe y advirtiéndole de que me tiene que mantener informada de sus proyectos literarios.

BTA: Bueno sí, peor sobre todo prosa, microrrelatos… pero por gusto. De hecho, igual saco algo, lo que pasa que aún está ahí… Y sí, te mantendré informada.

Blon vuelve a incorporarse a la conversación. 

Al final somos polifacéticos. Por ejemplo, Arkano escribiendo y hablando tiene una habilidad increíble. El tío tiene muchísimo talento, tiene el don de la palabra, es lo suyo. Por eso mismo, para mi era un placer que una persona como Arkano me escribiera el prólogo. 

Uno de mis poemas favoritos de Hemisferios es 404, por lo que estábamos hablando antes sobre la realidad existente ahora con las redes sociales. ¿Cuáles son tus poemas más especiales de este libro? Y, en relación al poema mencionado, ¿qué opinas de las polémicas que se crean tan fácilmente en las redes sociales? 

Por ser parte de mi el libro completo, hay muchos a los que le tengo un gran cariño especial, como Holocausto y Almas gemelas.

Y en 404 quería plasmar esa realidad en parte, las redes sociales son un alma de doble filo, Internet en general, es como la biblioteca mas grande del mundo, toda la información que quieras la puedes conseguir ahí, pero claro, tienes que saber usar también esa herramienta. La toxicidad y las polémicas en las redes sociales pueden adquirir una magnitud muy grande rápidamente, pues puede comentar cualquiera. Se viraliza todo muy rápido sin poder controlarlo. 

BTA: la gente es mucho de tirar a los leones a los demás por tal de conseguir repercusión, como lo que ha pasado con Sara y Rapder. Bajo mi punto de vista, lo que han hecho es descontextualizar una parte de una batalla que son diez segundos con tal de conseguir repercusión, incluso partidos políticos. En general, personas que no tienen suficiente idea de cómo funciona el freestyle.  ¿Por qué no se comparte tan masivamente cuando BNET hace esos minutazos con una métrica increíble? ¿o cuando Blon hace todas esas alusiones a libros y citas literarias?

Esto daría para otro debate muy largo y, a la vez, creo que muy necesario, pero, volviendo a Hemisferios, ¿cuándo te suele venir la inspiración?

Pues cuando menos te lo esperas. Siempre tengo mi bloc de notas del móvil listo para apuntar cualquier idea que se me ocurra. Puedo estar en una discoteca y se me puede venir perfectamente a la cabeza una idea para un poema. Lo de sentarte horas frente al ordenador no es lo suyo a no ser que tengas una fecha límite de entrega próxima. Durante el proceso creativo, a lo mejor alguna vez me he quedado unas seis horas delante de una página en blanco y he escrito dos líneas. 

La poesía no la puedes forzar…

No. Ni la poesía, ni el arte. 

BTA: pero incluso para sacarte un tema, puedes escribir una frase y al momento pensar que no vale. O puede pasar lo contrario, que en una tarde estés inspirado y escribas incluso varios temas.

En cuanto a referentes literarios, ¿cuáles son tus escritores favoritos?  

Tengo bastantes como Luis García Montero, Alejandra Pizarnik… Y más clásicos, Bécquer, obviamente, o Neruda. Al final voy descubriendo poco a poco a medida que voy leyendo también. Hay gente muy buena escribiendo, aunque para escribir, también me inspiro muchísimo en músicos como Kutxi Romero, el cantante de la banda Marea o Joaquín Sabina. Al fin y al cabo, en personas que son poetas aunque hagan música. Incluso hasta dentro del mundo del rap, me considero más cercano a esa corriente, es decir, yo no soy una persona que vaya a sacar un tema con la finalidad de que se te pegue el estribillo. 

Es que en realidad el rap pienso que no está creado para que lo bailes como el reggaeton por ejemplo… 

Ya… yo prefiero por ejemplo un tema de cuatro minutos y que tenga un mensaje tras otro aunque no tenga ni estribillo…

BTA le completa: …que uno que dure dos minutos y tenga mucho estribillo. Que puede estar igualmente bien, pero es otra cosa. Depende mucho también de las aptitudes de cada uno. 

Siguiendo con la música, temas musicales, ¿tienes en mente sacar alguno nuevo próximamente?

¡Si! De hecho en enero saco. Te voy a dar una exclusiva. 

BTA: Yo lo he escuchado y es un temazo. Es el que más me mola de los que ha sacado.

Es el mejor tema de los que he sacado en mi vida.

Decir «mejor tema de mi vida» requiere una gran seguridad…

No, no. En serio, 100%. Para mi lo es y ya lo verás, ya lo verás. Todo el mundo que la ha escuchado me lo ha dicho. Está feo que yo lo diga, pero es el único tema mío que me pone los pelos de punta cuando lo escucho, el único. Es un tema que tiene mucho que ver con el libro porque es como una conversación entre las voces que hay en mi mente, y cada una me dice una cosa. De hecho, el tema se llama «Hemisferios». 

Bueno, y ya hemos terminado el café, pero ahora toca presentar el libro a todo el público malagueño que te está esperando y que está ansioso de conocer más sobre este nuevo poemario que tanto da y dará que hablar a medida que más personas se animen a leerlo. 

_______________________________________________

Pero no fui la única que pudo deleitarse con sus reflexiones en primera persona. Todas los asistentes que llenaron la biblioteca malagueña pueden afirmar que la presentación de Hemisferios en Málaga fue todo un éxito absoluto.

Además, como punto extra, se contó con la increíble presencia de BTA y Skone, con los que Pablo comparte escenario, vivencias y una bonita amistad que se pudo notar en la charla-conversación previa a la firma de libros. 

Sin duda alguna, Pablo (Blon) ha vuelto a dar una prueba más con este segundo libro publicado de que es un artista completo, pues ha logrado cautivarnos con esos matices tan bien transmitidos en cada uno de los poemas.

Para concluir, tengo que expresar mi máximo agradecimiento a la editorial por apostar por el talento; a Skone y BTA por ser tan buenos compañeros de ilusiones y, sobre todo, a Pablo, por ser tan natural y dar lo mejor de él siempre, tanto al subirse al escenario como al plasmar el arte en forma de poemas.

¡Viva la magia del poder de la palabra! 

Comentarios

Comentarios