La deseada victoria llega a base de golazos del Vélez sobre el Linense (3-1)

0
879
Publicidad

En un partido muy completo de los veleños, Salama y Zamorano firmaron dos golazos, rematados por otro de Gastón, que llevó el delirio a un Vivar Téllez casi lleno.

El Vélez se gustó. Y nos gustó. Y tumbó a La Balona a base de golazos, buen juego, hambre de victoria, intensidad y un equipo que buscó el triunfo desde el pitido inicial. Se podría decir que el Linense gripó y se averió en el Vivar Téllez. Los de La Línea llegaron a las 11.45 al estadio veleño por una avería del autobús. Esto hizo que el partido comenzara a las 12.40. Parecía un presagio, porque los gaditanos perdieron en el mejor momento de la temporada, perdiendo puesto de ascenso y el Vélez volvía a ganar tras 7 jornadas sin hacerlo.

Posiblemente haya sido el mejor partido del Vélez, que estuvo contundente en ambas áreas y sobre todo, jugó un fútbol completo, aliñado con dos grandes goles (Salama y Zamorano) y otro, el de Gastón, fruto de la lucha y calidad de este «9» que está sorprendiendo a todos. El uruguayo lleva ya 4 goles.

Los veleños volvía a tener novedades, se sabía que iban a volver Rafa Salama y Héctor tras la sanción. Salama lo hacía en el centro del campo, lo que hizo que Adolfo y Portillo fueron los centrales, con banquillo para Charlie. Titularidad para Adri Arjona, no sabemos si porque Ali Koloma estaba con su selección y sancionado, o que Pehrsson se ha convencido que el ex del Recre es fundamental para dar calidad a la zona de creación. Otro cambio, volvía Alfonso bajo los palos, posiblemente ante un Diego Barrios decepcionado por no repetir tras dejar su puerta a cero en Cádiz.

El Vélez fue a por la victoria desde el primer segundo. Y es que ya a los cinco minutos los veleños ya habían puesto coto a la portería linense, con varios remates. Pero el más certero y espectacular lo firmó Rafa Salama desde dos metros fuera de la frontal y «derechazo» que sorprende al portero uruguayo Ackerman. Era el minuot 19, y el primer festejo en el Vivar Téllez que vio como las dos Gradas de Animación estaban muy enchufadas. La Esquina Veleña haciendo «Quedada» para llegar todos juntos y el Frente Veleño, con estrenos de camisetas azules. Todos, más el resto de aficionados iban a vivir una gran mediodía, y largo, de fútbol.

La Balona rozó el empate en un remate de cabeza a Aridane, jugador de más de 1.90, de cabeza al travesaño, antes del descanso. Al intermedio todos coincidíamos que el Vélez había estado muy vertical, dominador, presionante y sin fisuras en su juego. El «pero» que el marcador era corto, ante un rival que dejaba jugar y eso lo iba a pagar tras la reanudación.

Y es que íbamos a ver un Vélez contundente. Así, Gastón, como sigue creciendo este jugador, iba hacer una galopada típica por la derecha, y su tiró lo rechazó el portero visitante, el balón no lo saca bien la defensa de La Balona, y Gastón rebaña el 2-0 en el minuto 55 para elevar la ventaja. Noqueado y gripado estaba La Balona, e iba a ir a peor. Un centro de Luismi desde la izquierda, lo iba a cazar por alto y en volea Zamorano para hacer el 3-0 y hacer volar al Vivar Téllez.

Los visitantes solo encontrarían el gol en un balón centrado al área, indecisión de Alfonso y gol de Toledano en el 78. Y como el Vélez sabe lo que es recibir dos goles al final, quería qe el marcador volara. Y en esto, volvimos a ver cambios algo tarde. Aunque como salió todo bien, todo queda en anécdota. Chus Ruiz, Peter, Charlie Dean..y Bashiru, que vaya ocasión tuvo solo ante el portero, se la mandó a sus piernas.

El Vélez ganó, hizo tres grandes goles, cogió confianza y se situó a un punto de «liguilla» y abre brecha con los puestos rojos. Jornada redonda.

 

Comentarios

Comentarios