Cádiz: la obra teatral que fusiona risas, amigos y mucha locura

0
823
Publicidad

El domingo pudimos acudir a una de las sesiones de Cádiz en el Teatro Lara, apoyando lo máximo posible a la cultura de nuevo, uno de los sectores que, como comentamos, más está sufriendo las consecuencias de esta situación de pandemia.

Los encargados de encarnar a los protagonistas de esta divertida obra son Fran Nortes, Bart Santana y Nacho López, el trío perfecto para poner voz a los personajes creados por Gabriel Olivares.

Como resumen, su director, Cádiz parte de la observación de la estupidez masculina y de la necesidad de cambio de la definición de ser “hombre”, porque “quererse” no es solo cosa de chicas. En palabras de Fran Nortes, autor del texto, “Creo firmemente que a través de la comedia podemos entender, con cariño y amabilidad, nuestros pequeños defectos para llegar a ese cambio”.

Cádiz es la historia de esos amigos que son familia. Eugenio, Adrián y Miguel lo son desde niños, pero han dejado de tener cosas en común. Eugenio piensa en futuro, Adrián en presente y Miguel vive en pasado… y con 40 años ninguno de los tres ha crecido lo suficiente para entender que los amigos no son los que ven las cosas de la misma manera, sino aquellos que se aceptan por muy diferente que sea su visión del mundo.

«Una obra muy divertida. Los actores muy buenos, una obra que recomendaría ver al 100%. Con poca escenografía, ¡todo lo que se puede hacer!»

«Excelentes actores y buen guión que hacen que pases un rato muy agradable. Además, el sentirte identificado con algunas de las vivencias que cuentan los personajes ayuda a meterte en la obra como si formaras parte de ella»

La actuación de los distintos miembros del reparto es extraordinaria, pues se logra que realmente te rías con las peripecias que relatan de sus vidas.

La escenografía, a pesar de ser casi inexistente, tiene mucha fuerza por detalles como la puerta, que es la que marca muchos de los espacios internos de la propia historia simplemente con su cambio de lugar, que, además, se produce de forma muy sutil a medida que los personajes cuentan lo que ocurre.

El espectador se sentirá más involucrado en la obra por la interacción, dentro de lo que la situación deja, de los actores con el público.

Con respecto a las medidas de seguridad, se controla el aforo en los baños, se han instalado dispensadores de gel hidroalcohólico y la salida de los asistentes se realiza por dos puertas. Y, por supuesto, el uso obligatorio de mascarilla.

Próximamente, os recomendaremos más actividades culturales que te harán olvidar lo negativo y disfrutar.

Porque, como decimos siempre… ¡la cultura no para y las risas menos!

Comentarios

Comentarios