La biblioteca itinerante de la Diputación de fomento a la lectura volverá a recorrer los pueblos de la provincia

0
334
Publicidad

La Diputación de Málaga pone en marcha la segunda edición del Plan de Fomento a la Lectura de las personas mayores a través de una biblioteca móvil que recorrerá un total de 87 municipios menores de 20.000 habitantes de la provincia de Málaga con el objetivo de mejorar o fomentar los hábitos de lectura entre las personas mayores de 65 años.

El presidente de la Diputación de Málaga, Francisco Salado, ha presentado esta iniciativa, que comienza su ruta de nuevo el jueves con la visita a Algarrobo, Sayalonga y Árchez y que se extenderá durante los meses de abril y mayo.

Este segundo Plan de Fomento de la Lectura para Personas Mayores cuenta con una furgoneta rotulada que una vez estacionada desplegará en su exterior una biblioteca ambulante y gratuita, de forma que los que acrediten tener más de 65 años puedan retirar un libro para quedárselo. Esta actividad se enmarca en el Plan de Lucha contra la Soledad de las Personas Mayores de la Diputación de Málaga, un programa transversal en el que están implicadas numerosas áreas de la institución provincial.

Salado ha recordado “los beneficios que aporta a la salud mental una buena lectura, y más ahora en el contexto de pandemia que estamos viviendo, en los que muchas personas mayores, que han pasado mucho tiempo solos, aún cargan con sus consecuencias”. “La lectura es una forma de sentirnos acompañados, de ocupar y estimular la mente, ejercitar la memoria y la concentración, es una actividad placentera, entretiene y es infalible para conciliar el sueño”, según ha explicado el presidente de la Diputación para animar a los mayores a participar en esta actividad. De este modo, ha recordado que se pretende acercar los libros a la ciudadanía sin necesidad de tener que salir de su municipio, tal y como se ve reflejado en la imagen que se ha creado para la ocasión, en la que los tejados de las casas son libros.

Para llevar a cabo esta actividad, la Diputación ha adquirido ejemplares de obras populares como ‘La Bestia’, de Carmen Mola; ‘Últimos días en Berlín’, de Paloma Sánchez Garnica; ‘La Biblia de Barro’, de Julia Navarro; ‘Romancero Gitano’, de Federico García Lorca, o ‘El Visitante’, de Stephen King. Además, también se repartirán obras de autores como Arturo Pérez Reverte, Mario Vargas Llosa, Gabriel García Márquez, Fernando Aramburu, Eduardo Mendoza y Paulo Coelho, entre otros. A esta colección se sumarán otros 1.400 libros editados por el Centro de Ediciones de la
Diputación de Málaga y la Generación del 27, relacionados con el folclore de la provincia, costumbres populares, poesía, recursos turísticos, culturales y naturales. Además, como complemento a esta acción enfocada a las personas mayores, durante el año pasado se repartieron 3.600 ejemplares a 73 residencias de la provincia de Málaga para potenciar los hábitos de lectura de sus usuarios ante la imposibilidad de poder acercarse a las bibliotecas móviles de la Diputación.

Con acciones como estas, la Diputación de Málaga pone el foco una vez más en las personas mayores, un sector de la población especialmente mimado por la institución provincial y que cuenta con una delegación propia. De hecho, la Diputación establece el mes de octubre como el Mes del Mayor. “Es nuestra particular forma de homenajear a los mayores de 65 años de nuestros pueblos con actividades de todo tipo como homenajes a los centenarios, concursos, representaciones teatrales, encuentros intergeneracionales, senderismo y una gran gala. Sentimos que tenemos que de devolverles de alguna manera todo lo que nos han dado a lo largo de su vida y devolverles la alegría que la pandemia les ha arrebatado”, ha precisado Salado.

La Diputación y el fomento a la lectura El presidente de la Diputación también ha querido destacar la vinculación de la institución con el fomento de la lectura y el mundo de las letras.
Por una parte, los centros culturales María Victoria Atencia y Generación del 27, la Biblioteca Cánovas del Castillo, La Térmica y La Malagueta incluyen en su programación desde clubes de lectura hasta presentaciones editoriales de todo tipo. Destacan, además, el Festival Eñe, que cuenta con sede en Málaga gracias al Centro del 27 o Escribidores, que reunió en La Térmica a 30 escritores de ambas orillas del Atlántico, entre otras actividades.

Comentarios

Comentarios