El Vélez se aferra al Vivar Téllez para seguir cerca de los mejores

0
619
Publicidad

En un combativo partido, el Vélez tumbó a su rival, San Roque (2-1) con un gol de Gastón Vallés en el 80, que lo deja a dos puntos de «liguilla» antes de dos complicadas salidas.

El Vélez jugó su último partido de 2023 como local y lo hizo con victoria. Esto supone irse a los dos exigentes salidas a dos puntos de la fase de ascenso y seguir sin perder en el Vivar Téllez. Un gol de Gastón acabó con la resistencia del San Roque, que no demostró ser el penúltimo. Los leperos tutearon en muchas fases del partido a un Vélez que no perdió nunca la fe para hacerse con tres puntos valiosos en un estadio con la peor entrada de la temporada.

Los veleños contaron con la novedad de Gastón Alonso en la zona de creación por el lesionado Kamal. Buen partido de Alonso que se asoció bien con Rafa Salama que sería protagonista, porque la primera llegada de los veleños a los 19 minutos fue gol. El madrileño lanzó un metro dentro del área, y el balón golpea levemente a un defensor, y entrando en las mallas del San Roque.
No estaba siendo un partido con mucho dominio blanco, pero al menos atinaba en su primer remate. La alegría pudo ser mayor, pero Luismi, con todo a su favor para controlar, mirar y rematar, decidió tirar precipitadamente y perdonando en el 36 el 2-0. Sería su ex compañero en el Antequera, Sergio García, el que iba hacer mucha pupa. Y claro, la máxima se cumplió. Los leperos sacan una falta lateral, el balón sale rechazado y Sergio García clava con tiro raso el 1-1 en el 47, a punto de pitar el final del primer tiempo.
Nubarrón para un Vélez que no estaba tan claro en ideas como el día del Linense, y el San Roque se mostraba contundente en defensa e incluso dio el gran susto con un remate en el 68 al poste de Sergio García. Antes, Luismi, Adri Arjona y algunos tiros exteriores pusieron en algún aprieto a la zaga onubense.
Kyle y Koroma salieron en la recta final por Luismi y Gastón Alonso. Pero el gran protagonista sería el otro Gastón Vallés. Salama recupera un balón en la medular, la pelota va para Zamorano por el costado izquierdo, y el argentino le pone una asistencia perfecta para que el pichichi veleño lanzara al primer palo de Gato Romero un remate que hacía el 2-1 en el minuto 80. Quinto gol de este delantero que a día de hoy no tiene recambio en el Vélez.
Felicidad, tres puntos y esperanza de que el Vélez no se descuelgue de la zona de ascenso. Con 21 puntos, se queda a dos puntos del UCAM Murcia que es 5º.
Vaya final de año, nos espera Sevilla Atlético y Marbella 1º y 3º respectivamente, y ambos partidos a domicilio. Pero se enfila mejor estos viajes con los tres puntos logrados a base de mucho esfuerzo ante un molesto San Roque.

Comentarios

Comentarios