Almáchar acoge los actos del IV Aniversario de la consecución del Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam) de la uva pasa de la Axarquía

0
311
Publicidad

La uva pasa de la Axarquía cumple hoy cuatro años como Sistema Importante del Patrimonio Agrícola Mundial (Sipam). Fue el primer cultivo de Europa en conseguirlo y lo hizo el 19 de abril de 2018 en Roma. Almáchar acoge esta tarde la celebración del IV Aniversario con la inauguración de la escultura ‘Agricultora del SIPAM’, del artista Rafael Bravo Hierrezuelo, en el paseo de la Axarquía y en la proyección del documental ‘La vid(a)’, del director Ezequiel Comesaña.

El presidente de la institución comarcal, José Juan Jiménez; la vocal Aroa Palma y el portavoz institucional, Antonio Sánchez, han acudido a los actos junto al alcalde de Almáchar, Antonio Yuste; regidores de la comarca y diputados provinciales. También está prevista la asistencia del subdelegado del Gobierno, Javier Salas, la delegada de la Junta de Andalucía, Patricia Navarro y el delegado de Agricultura, Ganadería y Pesca, Fernando Fernández Tapias.

“Ya han pasado cuatro años desde que administraciones, asociaciones, agricultores y agricultoras, empresarios y empresarias conseguimos esta distinción tan importante que pone en valor el trabajo de todas las personas del campo que han mantenido y conservado este cultivo ancestral”, ha resaltado Jiménez quien también ha recordado que éste “contribuye al paisaje, al desarrollo sostenible del territorio, a la cultura, a la gastronomía, al turismo, y al emprendimiento de nuestros pueblos”.

“Ellos lo han mantenido desde hace siglos a lo largo de generaciones, y ahora es nuestro turno. Todos tenemos que contribuir a preservarlo para el futuro y en condiciones dignas para quienes la trabajan. En eso, todas las administraciones tenemos que hacer un esfuerzo. Hemos empezado a creer en la uva pasa moscatel y en crear un proyecto en torno a ella. Cuatro años han pasado y es tiempo de acelerar su promoción, su comercialización y de convertirla en un revulsivo turístico”, ha concluido.

También Palma ha incidido en la necesidad de acometer “mejoras para los agricultores y agricultoras” y de “promocionar su consumo poniendo en valor este trabajo laborioso y artesano del que viven más de 2.000 familias en la Axarquía”. “La calidad de nuestras pasas es indiscutibles pero eso tiene que revertir en las personas del campo, tenemos que facilitar el camino a los jóvenes para que puedan dedicarse a ella de forma rentable y no de forma subsidiaria”, ha añadido la vocal recordando que “las administraciones se comprometieron a impulsar 64 medidas que revertieran en la economía y en el empleo de sus pueblos, y por ende, de sus habitantes”.

“Además de motivo de celebración, este aniversario nos debe servir para reflexionar sobre el camino recorrido en estos cuatro años y, especialmente, sobre el camino que nos queda por delante. Debemos ser realistas y no dejarnos engañar: la distinción como SIPAM no ha traído consigo una mejora para los agricultores que hacen posible el cultivo de la uva pasa. Y, sin duda, ese es el gran reto que tenemos por delante. La uva pasa no es sólo un cultivo único de esta tierra; es una tradición milenaria que ha forjado la cultura y la forma de ser de nuestros pueblos”, ha reivindicado Yuste incidiendo en la necesidad de que “se impliquen de todas las administraciones, Gobierno central, Junta de Andalucía y Diputación de Málaga, en la supervivencia del cultivo de la uva pasa”. Durante su intervención, el alcalde de Almáchar también ha hecho mención al papel de la uva pasa “para la cultura de sus pueblos y para fijar a la población al territorio”.

Durante la mañana, se ha reunido la Junta Directiva presidida por la delegación territorial de Agricultura, Ganadería y Pesca de la Junta de Andalucía,. La Diputación de Málaga tiene la vicepresidencia primera y la Subdelegación del Gobierno, la segunda. Las siguientes recaen en los ayuntamientos de Almáchar, El Borge y Moclinejo. La tesorería la lleva la Mancomunidad Axarquía y la secretaría técnica para la Agencia de Gestión Agraria y Pesquera de Andalucía (AGAPA), cuyos técnicos fueron los encargados de la redacción del expediente para la consecución de la denominación SIPAM para la uva pasa moscatel de la Axarquía.
En cuanto a las vocalías, las dos primeras las lleva la Asociación Moscatel y la Cooperativa del Santo Cristo de la Banda Verde. La tercera recae en el Consejo Regulador de las denominaciones de origen “Málaga”, “Sierras de Málaga” y “Pasas de Málaga; la cuarta en la Universidad de Málaga y la quinta en IFAPA.

La Junta Directiva tiene una permanencia de dos años con reuniones trimestrales. La Asamblea General lo hará dos veces al año.

La Asamblea Fundacional la constituyen 38 socios. Además de las cuatro administraciones públicas, los 21 ayuntamientos que forman parte del territorio SIPAM Axarquía, la Universidad de Málaga, el Consejo Regulador de las denominaciones de origen “Málaga”, “Sierras de Málaga” y “Pasas de Málaga”, la Asociación Moscatel, la Cooperativa del Santo Cristo de la Banda Verde, Ucopaxa, la Carta Malacitana, Ceder Axarquía, APTA, el Colegio de Ingenieros Agrónomos de Andalucía, Bodegas Dimobe y las asociaciones agrarias UPA, Asaja y Coag, entre otras.

Comentarios

Comentarios