El Delta del Río Vélez homenajeado el día mundial del medio ambiente.

0
495
Publicidad

Alrededor de 60 personas secundaron el llamamiento que hicieron la Sociedad de Amigos de la Cultura, GENA-Ecologistas en Acción y Emergencia Climática Axarquía, para reivindicar, en el Día Mundial del Medio Ambiente, la protección, largamente demandada al Ayuntamiento de Vélez-Málaga, del Delta del Río Vélez y zonas aledañas, como el Peñón de Almayate, y las márgenes o sotos del río Vélez. Es una zona que sólo ha llamado la atención al Ayuntamiento de Vélez cuando “el ladrillo” llamó a sus puertas. Frente a este desprecio por los valores naturales de su municipio, que son valores públicos, el Ayuntamiento sólo responde a los inversores del ladrillo. Es un momento clave en el que se pretende perpetrar uno de los desaguisados más notables de la historia de este municipio: la urbanización de la zona derecha del Delta del Río Vélez, que milagrosamente había resistido el hormigonado que ya sufrió en su día la zona izquierda, donde se asienta Torre del Mar. Un “hueco” que fue calificado como Paisaje Agrícola Singular, por la belleza del conjunto de sus huertas en una extensa llanura que ahora quieren inundar con el mar (marina), para que unos cuantos inversores puedan aparcar sus yates en el porche de sus casas.

La marcha tenía, pues una finalidad mixta entre cultura y reivindicativa porque las asociaciones convocantes entendían que la población debe conocer la riqueza que encierra este paraje y el daño ambiental que supone este proyecto urbanístico. El grupo, conducido por Rafael Yus (catedrático de Biología y Geología), Francisco Botella (ornitólogo) y Noelia Ruiz (ambientóloga), partió el viaducto de la antigua carretera N-340, y fue recorriendo los diferentes hábitats del delta: las zonas arboladas (sotos), las charcas del río, los cañaverales, la desembocadura, etc., donde se fue explicando sus características y el tipo de avifauna que suele frecuentar cada hábitat, para terminar en el observatorio de aves que recientemente ha reacondicionado la Diputación Provincial.

En el recorrido, los asistentes pudieron comprobar por sí mismos algunas de las amenazas que tiene el lugar por falta de vigilancia. En primer lugar, a lo largo de los sotos de la margen derecha circuló unas veinte motos, con gran estruendo (nada apropiado para la avifauna) y levantando tierra con sus ruedas. Por otra parte, se pudo comprobar el efecto de la pésima situación de la playa de perros, junto a la desembocadura, puesto que los dueños paseaban con sus perros, en muchos casos sueltos, por la desembocadura, espantando a las aves. Y en tercer lugar, también se comprobó la acumulación de basuras y escombros en diversos puntos, todo lo cual se remediaría con algunas sencillas medidas como poner cadenas para impedir el paso de vehículos por las márgenes, con cartelería señalando tal prohibición, y una presencia puntual a lo largo del día de la policía municipal para disuadir a los que incumplen las prohibiciones y ordenanzas municipales.

Al final del recorrido, los asistentes fueron agasajados por un aperitivo ofrecido por los organizadores, en el camping La Laguna, y con la inestimable colaboración amenizadora de los músicos Jesús Aranda (de la Custom Band) y el grupo “Guateque Cósmico”. Los asistentes y organizadores prometieron seguir con esta lucha por la protección y cuidado de este espacio protegido y su entorno, como el lema “Delta Sí, Marina No”.

Comentarios

Comentarios